Contenido actualizado el 29/01/2023

¿Eres autónomo y estás pensando en abrirte una cuenta para tu actividad y no sabes que banco te conviene más y cual elegir? Si es así, tranquilo, en TopConsumers traemos una comparativa de las mejores opciones con las mejores cuentas para autónomos para que puedas escoger el banco que más te convenga para tu negocio según las condiciones que te ofrezca cada uno de ellos.

Los mejores bancos para autónomos

ING Direct

CaixaBank

Lizarbe Abogados

Hay una gran cantidad de bancos que ofrecen cuentas gratuitas para autónomos o profesionales por cuenta propia. Con un montón de ofertas en el sector bancario, es normal que quieras asegurarte de elegir la que mejor se adapta a lo que estás buscando y cubre todas tus necesidades. Por eso en TopConsumers hemos creado esta comparativa para ayudarte a elegir las mejores cuentas para autónomos. 

¿Es necesario tener una cuenta de autonomo?

El cliente ha de saber que por ley no tiene ninguna obligación de usar una cuenta especial por el hecho de ser autónomo. Es posible usar la cuenta de cualquier entidad siempre y cuando esta se ajuste a lo que está buscando el autónomo y le ofrezca las ventajas que mejor se ajusten a lo que necesite.

Lo ideal es que tengas, eso si, una cuenta de autonomo bien diferenciada de tu cuenta personal con la que gestiones tus gastos personales como pago de alquiler, luz, agua, etc.  Cierto es también que para acceder a muchos productos bancarios, una hipotéca, un préstamo personal, un plan de pensiones bonificado, muchas entidades te pedirán una serie de vinculaciones, principalmente domiciliar el recibo de autonomo, para hacerte un mejor precio.

Ahi es siempre el cliente el que debe decidir.

Por que tener una cuenta específica de autónomos

Tener una cuenta específica de autónomos es una ventaja siempre a la hora de llevar a cabo la actividad empresarial, por una serie de motivos. A saber:

  • Resultados medibles: Con una cuenta específica para la actividad profesional es posible poder separar los gastos e ingresos y poder de este modo medir la rentabilidad de la actividad. De otro modo, teniendo en una misma cuenta, la actividad profesional y la personal es dificil hacer un seguimiento detallado de esto.
  • Funcionalidad específica: Las cuentas para autónomos y empresas suelen contar con varias funciones específicas para hacer el trabajo diario mucho más sencillo y llevar a cabo una gestión financiera mucho más eficiente con el pago de recibos, nóminas y tener un control de todo ello.
  • Fácil gestión: Permitir la gestión de terceros y poder delegar tareas en nuestro asesor financiero o gestor físcal.
  • Control del gasto: Tener control del gasto al no estar mezclada la actividad profesional con la personal permite tener siempre un control pormenorizado del dinero que entra y del que sale.
  • Acceso a financiación: Muchas entidades ofrecen productos financieros específicos para profesionales autónomos con unas condiciones específicas. Esto por lo general conlleva estar ligado a una serie de vinculaciones a las que el profesional debe estar dispuesto a aceptar.
  • Posibilidad de inspecciones: Es mucho más sencillo en caso de posible inspección fiscal tener todo detallado en una única cuenta.

Requisitos para crear tener una cuenta de autónomos

A la hora de tener una cuenta específica para autónomos, las entidades es posible que le exijan al profeisonal una serie de condiciones que deberá cumplin para poder beneficiarse de los beneficios de las cuentas que estos ofrezcan a los profesionales por cuenta propia.

Domiciliación del recibo de autónomo

Es el más habitual de todos. Para poder abrir una cuenta de autónomos, nuestra entidad le pedirá al profesional que domicilie con ellos el pago del recibo a la SS.

Pago y domiciliación de recibos

El objetivo de muchos bancos es la vinculación del cliente ya que de este modo podrán disponer del capital que con ellos tenga el cliente. Por ello la mayor parte de las entidades solicitarán a los clientes tener domiciliados el pago y cobro de recibos ya que de ese modo se aseguran la permanencia con la entidad.

Saldo en cuenta

Otra condición común es la de que la cuenta siempre tenga un saldo superior a X dinero (por lo general más de 2.000 €). Dependiendo de la actividad podrá ser más o menos en función del riesgo; de ese modo la entidad se asegura en cierto modo que el cliente nunca esté en descubierto en caso de tener que afrontar ciertos pagos y no tener que ser la entidad quien adelante el dinero.

Uso de la tarjeta

Es posible que la entidad pida al profesional un mínimo de usos de la tarjeta de crédito para que esta no genere comisión de mantenimiento.

Uso del TPV

Al igual que con las tarjetas será necesario un mínimo de usos mensuales para que los costes sean los pactados.

Características de las cuentas para autónomos

Asi como hemos visto los requisitos, también hay ciertas características que en nuestra opinión debemos tener en cuenta antes de contratar una cuenta para nuestra actividad empresarial.

Domiciliación de recibos

En toda actividad profesional, nos veremos obligados a cobrar y pagar. Al igual que más adelante explicaremos como el banco nos cobrará una cantidad por la emisión de recibos, también nos deberá bonificar en cuanto a la domiciliación de los recibos derivados de nuestra actividad.

El hecho de domiciliar recibo de autónomos que tendremos que pagar mensualmente a la Seguridad Social`, por lo general ofrece una serie de ventajas el tenerlo domiciliado en nuestra cuenta de trabajo, asi como los recibos derivados de nuestra actividad como son la luz, el agua o el teléfono e internet.

Asi como los pagos de impuestos a hacienda como el IVA o el IRPF no están bonificados en la mayor parte de entidades, podremos encontrarnos la posibilidad de que incluso algunos bancos no nos permitan el pago mediante domiciliación del recibo.

Cobro de recibos

En el caso de tener una actividad con clientes recurrentes, por ejemplo empresas de servicios mensuales, será necesario poder emitir recibos SEPA para cobrar en una fecha concreta y poder hacer frente así al pago de proveedores y nóminas.

El banco cobrará por la emisión de cada recibo que emitamos una cantidad X que el cliente debe tener en cuenta junto con los costes de mantenimiento, tarjetas, etc. Por ello será interesante una entidad que nos cobré el menor importe posible por la emisión de recibos.

Transferencias

Otra modalidad de pago a proveedores o tasas es mediante transferencias. Por lo general estas estarán siempre sujetas a comisiones por parte de la entidad, por lo que será interesante siempre busca opciones con los menores costes posibles o que las ofrezcan a coste cero.

También hay que tener en cuenta si se trabaja con empresas dentro o fuera de la UE ya que aqui los costes siempre serán distintos de si son empresas dentro del territorio nacional.

Tarjetas de crédito o débito.

Es lógico también que necesitemos una tarjeta de crédito para poder pagar a proveedores a través de TPV. Es por elloq ue tendremos que elegir una entidad que nos ofrezca esta tarjeta sin costes de mantenimiento y con la mejor comisión posible al retirar dinero desde otra entidad que no sea la suya.

Lo mismo para tarjetas de débito o crédito. Estas por lo general llevarán gastos asociados que tendremos que tener lo más controlados posibles.

Pago de nóminas

Para poder cumplir con el pago de nóminas tendremos que disponer de una cuenta que nos permita hacerlo de la forma más ágil y con el menor coste posible. Al igual que con la emisión de recibos, necesitaremos poder emitir una remesa de manera periódica para el págo de las nominas de cuantos empleados a su cargo tenga el profesional.

TPV (Terminal Punto de Venta) físico o en línea.

Tanto si el profesional vende productos o servicios, es más que posible que necesite que sus clientes le paguen con tarjeta de crédito o débito.

La mayoría de cuentas para autónomo y empresas permiten la posibilidad de tener vinculado un TPV tanto físicos como online. Estos llevarán asociados un coste de alta que dependerá de la entidad, asi como una pequeña comisión por cada vez que este se utilice. Aqui es donde el profesional deberá negociar con su entidad los costes de estas comisiones.